El presidente de Bolivia, Evo Morales, habló hoy de una posible nueva demanda contra Chile por los daños económicos que deja a su país el no contar con el acceso soberano al océano Pacífico.

Morales sostuvo que "una demanda sobre daños económicos a Chile" es "otra veta" para hacer conocer al mundo "que es mejor reconocer errores" y enmendarlos "que seguir haciendo daño a un país".

Bolivia y Chile están enfrentados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por la demanda marítima boliviana y por una controversia acerca de la naturaleza de las aguas de la zona del Silala (suroeste), que el país andino considera manantiales propios y sobre las que Chile dice que forman un río al que tiene derecho.

En su discurso de hoy en Cochabamba, Morales sostuvo que si su país tuviera un acceso directo al mar, "sería una pequeña potencia" con un crecimiento económico anual de 5 o 6 %.
 

 

PUB/IS