El presidente boliviano Evo Morales se reunió con su canciller David Choquehuanca para felicitarlo tras la polémica visita del jefe de la diplomacia a Chile, donde recorrió las instalaciones de los puertos de Arica y Antofagasta.

El mandatario aseguró que en dichas dependencias existe un trato que falta a los derechos humanos de los transportistas de su país, lo que se suma a las denuncias de la existencia de una serie de irregularidades acorde a la versión de la delegación que estuvo en el norte chileno.

"Estamos convencidos que ya no estamos en tiempos de colonia, yo se que no es el pueblo chileno, sino algunos que aún tratan de intimidar y escarmentarnos, eso va a terminar con esta clase de visitas", remarcó.

De igual manera, expresó que "felizmente con esta visita el mundo entero sabe qué trato recibimos de Chile, especialmente de algunas autoridades. A partir de esta comisión, Bolivia se respeta, vamos a organizarnos mejor todavía para que se respeten los acuerdos internacionales de comercio, al margen de los problemas que ya tenemos en Chile".

"La respuesta que siempre nos dan son algunos argumentos, a veces abandonan el diálogo y recibimos dilación para responder demandas que son históricas. Felizmente en Bolivia estamos unidos en temas de mar y Silala", concluyó Morales.

PUB/CM