El ex agente de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, Julio Londoño Paredes, conversó en exclusiva con Publimetro sobre la renuncia de José Miguel Insulza como agente chileno por la demanda marítima boliviana que enfrenta a ambos países en el tribunal.

Para Londoño, quien fue agente en las tres demandas presentadas por Nicaragua y Ecuador (2001-2012) en contra de Colombia, “no es recomendable cambiar de agente” en plena causa. “Desde el punto de vista jurídico y político no es conveniente hacerlo en la mitad de un proceso”, aseveró.

"El agente está empapado de todos los aspectos en que se ha trabajado. Colocar un nuevo agente de un momento a otro en la mitad del proceso puede resultar complicado”, sentenció.

El actual profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario de Bogotá, explicó que "el agente es el representante del Estado frente a la Corte Internacional de Justicia, y le corresponde coordinar el equipo nacional e internacional constituido para el efecto”.

Durante los doce años en que encabezó la posición colombiana, Londoño aseguró que Colombia nunca hizo cambio de agente. "Cuando terminaron los fallos de 2007 y 2012 hubieron otras demandas adicionales de Nicaragua. En esas dos demandas hubo un cambio de agente pero no durante el proceso que se realizó entre el 2001 y 2012”, detalló.

Pese a la importancia de quien cumple este rol, el ex ministro de Relaciones Exteriores colombiano (1986-1990), no cree que el cambio afecte la posición chilena dado que esta ha sido consensuada y se ha convertida en una política de Estado más allá de las personas.

"En el caso de Chile, es una posición del Estado que ha sido consultada con ex presidentes y ministros de Relaciones Exteriores, con miembros de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, como es el caso de Colombia. Entonces, esta es concertada y atañe esencialmente al ministro y presidente. Naturalmente, el agente es un medio fundamental para cooperar en eso, pero la posición del país es nacional y no debería variar con el cambio”, señaló.

Sobre la elección del ex coagente Claudio Grossman como reemplazo para Insulza, Londoño destacó que se trate de un “conocedor del caso”, dado que “no se puede suponer que un país designe a alguien que no conoce el proceso”.

El canciller Heraldo Muñoz anunció este miércoles la renuncia de Insulza al cargo que ostentó durante casi un año, y que asumiera en reemplazo de Felipe Bulnes, quien fue el agente chileno en primera instancia. La decisión corresponde al interés del ex secretario general de la OEA por asumir una carrera presidencial que lo enfrentaría con el ex presidente Ricardo Lagos, inicialmente, en busca del apoyo del Partido Socialista.