“Una vez entró a la sala de clases y nos dijo que sacáramos una hoja para hacer una prueba. Un compañero le contestó que no estábamos preparados y que no nos había avisado, a lo que él respondió que en la vida había que estar preparados todo el tiempo”. Con esta anécdota, David Jankelevich, uno de sus ex alumnos del ramo de Educación Cívica y Economía Política del Instituto Nacional recordó las clases que pudo compartir junto al ex Presidente Patricio Aylwin.

El recién fallecido ex mandatario antes de desarrollar su carrera política de lleno, se dedicó con pasión a su labor como profesor. Primero fue en los años 60' en el Instituto Nacional, y luego fue académico de derecho administrativo en la Universidad de Chile, casa de estudios que también lo albergó en sus aulas como estudiante.

Patricio Aylwin fue recordado por sus estudiantes como un hombre respetuoso, con mucho conocimiento y preocupado de los entonces jóvenes más allá de su rol como alumnos.

“Siempre estaba con una sonrisa en la boca, buena disposición y respeto a prueba de todo. Jamás tuvo una mala palabra o reto inadecuado hacia nosotros como estudiantes, de hecho la preocupación de don Patricio siempre estaba presente, cuando uno faltaba a una prueba preguntaba si nos había pasado algo”, recordó con emoción otro de sus ex alumnos, Fernando Uribe, quien decidió estudiar derecho por la admiración que logró tener a Patricio Aylwin.

"Siempre ayudaba"

La época en que el ex mandatario se desempeñó como docente del Instituto Nacional, fue bajo el mandato del Presidente Jorge Alessandri, quien tenía una tendencia política contraria a lo que profesó desde siempre Aylwin, postura que no declaró de forma explícita en sus clases, más aún se dedicó a enseñar como funcionaba el sistema democrático, lo que se enmarcaba bajo los contenidos de su asignatura, como recuerda Fernando Uribe.

El recuerdo que el ex Presidente dejó en sus alumnos fue de un profesor con deseos de entregar lo mejor de si en cada clase que dictaba, pero siempre entendiendo a los estudiantes. De hecho algunos ex alumnos de derecho de la Universidad de Chile comentan que era “buena persona en los exámenes”.

“Era tal cual como tu lo veías, sin dobleces de un lado oculto, un hombre con mucho conocimiento en lo que es la vida, lo que representaba al premiar a los alumnos si uno respondía”, rememoró Jankelevich.

El mismo pensamiento lo compartió Fernando Uribe, quien agregó que mientras estudiaba Derecho en la Universidad de Chile sus compañeros corrían la voz sobre la amable que era Patricio Aylwin en los exámenes.

“Mis compañeros siempre comentaban lo buena persona que era, porque él hacía lo posible para que en los exámenes uno saliera bien, de hecho casi siempre ayudaba cuando se daba cuenta que los alumnos habían estudiado”, dijo.

A pesar que el ex Presidente estudió en los establecimientos Colegio Padres Salesianos de Valdivia, Liceo Humanidades de San Bernardo y en el Internado Nacional Barros Arana, siempre tuvo una relación de apego con el Instituto Nacional, lo que hasta ahora marcó a estos dos ex institutanos, a los que el fallecimiento de su profesor le provocó un gran pesar.

“Es un período de la historia que se va con él, una época que sacó adelante al país de muy buena manera y fue la persona idónea”, comentó Uribe.

“Por una parte aplaudí que se haya podido ir tranquilo y en paz, pero tengo mucha  pena y nostalgia por recordar la época en que nos hacía clases”, enfatizó Jankelevich.