La acción planteada por el presidente Evo Morales de recurrir nuevamente a instancias internacionales buscando una reparación por el uso que Chile realiza de las aguas del río Silala, una de las tesis que el mundo político nacional maneja es abandonar el Pacto de Bogotá, decisión que genera opiniones encontradas.

Una de ellas, según detalla El Mercurio, corresponde a la del ex canciller Miguel Schweitzer, quien aseveró que "es un punto que está siendo analizado en la Cancillería desde el fallo recaído en la demanda de Perú".

"Como el retiro del pacto opera solo después de un año de su materialización -lo que por ende en nada cambiaría la situación actual- hay que examinar cuidadosamente el momento en que se haga, especialmente si se piensa ejercer acciones reconvencionales", complementó.

A su vez, el ex ministro de RREE indicó que "la visita efectuada por Evo Morales a la cuenca del río Silala demuestra, una vez más, que sus actos tienen objetivos meramente comunicacionales y para efectos de política interna. Como es obvio, la visita no cambia la naturaleza de las cosas".

"El río sigue siendo río y escurre aguas abajo hacia nuestro país, lo que otorga a Chile los derechos que por lo demás Bolivia ha reconocido desde 1904", recordó Schweitzer.

Por último, el ex canciller aseguró que la contrademanda anunciada por Chile "sería la manera en que (se) plantee al tribunal la necesidad de un pronunciamiento acerca de la naturaleza de las aguas y el derecho que ampara a Chile como país de aguas abajo (...) Es una forma de pasar a la ofensiva frente al anuncio de Morales, ya que si demora en presentarla, Chile también puede directamente demandar y no esperar a ser demandado".

PUB/VJ