En la cárcel de Alto Hospicio se encuentran privados de libertad cuatro ex funcionarios de Carabineros, sindicados como los responsables de la desaparición de un joven esquizofrénico tras un procedimiento policial aún en investigación.

A tres meses del hecho, los ex funcionarios de la policía uniformada decidieron entregar su testimonio al noticiario Chilevisión Noticias Central, oportunidad en la que reiteraron su inocencia.

"Como no había ningún delito, no había necesidad de llevarlo a la unidad policial, por lo que decidimos dejarlo en la vía pública", señaló durante la entrevista el ex cabo primero Carlos Valencia, algo que refrendó el ex carabinero Abraham Caro: "Yo lo bajé. (Le dije) joven recapacita, no te queremos ir a tu domicilio nuevamente".

Está vivo

Una de las declaraciones más enfáticas la entregó, al interior del penal de Alto Hospicio, el ex Carabinero Manuel Carvajal, quien aseguró que "está vivo, porque por lo menos yo no le hice nada a este joven". Por su parte el también ex cabo segundo, Ángelo Muñoz, reconoció estar "tranquilo" ya que "nosotros no tenemos responsabilidad en que hasta el día de hoy no aparezca".

Los cuatro ex uniformados -que están privados de libertad pero separados por disposición de las autoridades, aseguran que al llegar a la casa no presenciaron mayores problemas y que los propios familiares desestimaron realizar una denuncia.

Además, complementaron que desconocían la esquizofrenia que afectaba al joven y que el círculo íntimo del desaparecido les habría señalado que éste consumía drogas. Junto con lo anterior, los cuatro ex carabineros reiteraron que no existió secustro.

Durante la investigación que busca esclarecer el paradero del joven José Antonio Vergara Espinoza, de 22 años, quedaría en evidencia el vacío en el reglamento de Carabineros para enfrentar procedimientos con personas que sufran de alguna dolencia mental.

PUB/VJ