A siete años de prisión fueron condenados dos ex carabineros por el secuestro calificado y posterior desaparición de un adolescente de 18 años, ocurrido en octubre de 1973. 

El juez Mario Carroza, de la Corte de Apelaciones de Santiago, decretó la condena contra Francisco Contreras Torres y Pedro Herrera Mossuto por hallarlos responsables de la detención de Héctor Vásquez Sepúlveda, el 18 de octubre de 1973, en la población La Faena de la comuna de Peñalolén. 

Por ese mismo hecho, el magistrado condenó al Estado de Chile a pagarle una indemnización de 50 millones de pesos a la familia del desaparecido. 

La investigación logró determinar que los condenados detuvieron a Vásquez Sepúlveda en su casa, señalando que lo llevarían a la comisaría para que declarara respecto de una riña registrada en un partido de fútbol amateur. De acuerdo a la información aportada por sus parientes, el joven no se opuso a la detención, pues conocía a los policías. 

Según el expediente de la causa, la madre de Héctor Vásquez vio cuando su hijo ingreso a la comisaría, pero nunca lo vio salir de allí. También consta en ese documento que el mismo día la policía detuvo a otras personas por la riña, y que los cuerpos sin vida de dos de ellas fueron hallados al día siguiente en un canal del sector. 

Es más, el fallo del juez Carroza consigna que esos dos detenidos “aparecen ejecutados y lanzados sus cuerpos al canal San Carlos y otros, luego de su ingreso a la comisaría, desaparecidos”. 

PUB/JLM