El ex director de Gendarmería Tulio Arce, aseguró haber sido presionado desde el Ministerio de Justicia para ascender y/o aumentar grados de personas al interior de Gendarmería. 

En conversación con CNN Chile, Arce afirmó que "en todas las instituciones se pide que le den algún grado o trabajo a algunas personas", e indicó que en su caso lo hicieron tanto el subsecretario como la ministra Javiera Blanco "quien me daba instrucciones a través de sus asesores, de su gabinete".  

El renunciado director relató un caso particular en que el subsecretario de Justicia Ignacio Suarez, le pidió reubicar a un dirigente demócrata cristiano. "Al asignarle esta jefatura de departamento pensé que era para desarrollar una labor", sin embargo, el aludido Pedro Hernández se jubilaría de la institución al poco tiempo. La modificación fue incorrecta "ética y procedimentalmente", afirmó. 

Con relación a estas prácticas, Arce aseguró: "Yo los advertí cuando asumí. Existía un mecanismo para abultar las pensiones en el último mes, para percibir una mejor pensión". 

"Creo que la ley fue viciada por algunas pocas personas, en el sentido de que aprovecharon alguna instancia legal para poder irse de la institución en el último mes con una mejor remuneración. Dado que Gendarmería impone por el 100%. Cuando uno egresa se va con el sueldo del último mes ante de irse de la institución", afirmó.

Al ser consultado por el caso de Myriam Olate, ex esposa de Osvaldo Andrade, quien recibe una pensión que supera los cinco millones de pesos, Arce fue enfático en negar que la periodista usara esta práctica. Según la renunciada autoridad, Olate llegó a asumir una subdirección técnica a través de la Alta Dirección Pública, por lo que no habría utilizado el cuestionado procedimiento. 

PUB/SVM