El DC Rodemil Alarcón fue uno de los acompañantes de Patricio Aylwin durante su campaña presidencial. Como guardia civil aseguró que no fue nada de fácil el desafío, pero que pese a todo, siempre el ex mandatario los alentaba con que iban a ganar.

“Era bueno para reírse y contar anécdotas. Tenía muchas. Los viajes con él eran entretenidos. Recuerdo que teníamos sólo una patrulla de Carabineros para su seguridad. Nosotros hacíamos el resto. Y teníamos tan buena relación con los policías, que cenábamos con ellos a escondidas. Claro que tenían que esconder la patrulla y estar de civil para evitar cualquier problema”, contó.

Recordó que a Patricio Aylwin le gustaba tomar el té. “No era para nada mañoso, comía de todo. Le gustaban mucho los sandwich”, comentó.

Alarcón contó que Aylwin siempre tuvo un trato respetuoso con su equipo de trabajo. "Muy sencillo. En realidad fue un agrado trabajar con él y apoyarlo en un momento histórico para nuestro país. Ojalá, en el futuro, tengamos otro líder como él", mencionó.