El último episodio de violencia registrado en una cancha de fútbol en Chile, protagonizado por simpatizantes de Santiago Wanderers y Colo Colo en Valparaíso, reinstaló las críticas contra el plan "Estadio Seguro" y las modificaciones legales realizadas para controlar la ocurrencia de estos hechos, los cuales parecen no desaparecer.

Uno de quienes analizó este hecho y proyectó el real rol de esta iniciativa es el ex director de este plan, Cristián Barra, quien conversó con el periodista Juan Manuel Astorga en el programa El Informante, de TVN.

"Me voy a quedar con las palabras del ministro Burgos, quien dijo que ha tenido cosas buenas. Este es un plan que genera protocolos de procedimientos para que los espectáculos de fútbol profesional se puedan hacer (...) Esa fue una promesa de no se cumplió", aseguró.

El ex personero además aseguró que "aquí se tomaron pésimas decisiones y para mí, el gobernador de Valparaíso lo hizo muy mal (...) Una meta fue recuperar los clásicos en San Carlos de Apoquindo y desde el primer partido hasta el último, de este año, no hay ningún problema, pero se hace planificado".

"Por qué se hacen las cosas tan mal si existen manuales", indicó Barra.

Sobre el papel de los clubes de fútbol, el ex director expresó que "esta es una actividad privada, lucrativa y las inversiones en seguridad las tienen que hacer los clubes. En marzo del año 2014 entraba en plena vigencia la ley y se hacía exigible los sistemas de control".

"El presidente de la ANFP, Sergio Jadue, aseguró que el fútbol iba a invertir en ticketeras y nunca se hizo nada. Quienes tienen que exigir el cumplimiento deben ser los intendentes y gobernadores (...) Yo detendría el fútbol", cerró el ex funcionario.

PUB/VJ