Este martes fue formalizado Julio Miranda Herrera, de 33 años, en el marco de la investigación por la muerte de la joven Alison Calderón (17), cuyo cuerpo fue encontrado el pasado viernes enterrado al interior de un colegio donde el padre del principal sospechoso trabaja como nochero.

A medida que se conocen más antecedentes del caso, que conmocionó a la comuna de El Bosque, diversas declaraciones realizadas por parejas que el hombre -actualmente en prisión preventiva- tuvo en el pasado, las que darían cuenta de una personalidad violenta.

Precisamente una de ellas detalló en el matinal de Chilevisión "La Mañana" que su ahora expareja "empezaba con agresividad constantemente, con ataques verbales incluso a quienes se acercaban a mí".

"Me ahorcó en el acto sexual, empezó a ponerse violento. Le decía que me soltara y no, empezó con odio (...) Nos conocimos por intermedio de un grupo de WhatsApp, ahí nos conocimos y comenzamos a conversar", señaló.

La mujer, cuyo nombre fue cambiado en la entrevista, también indicó que cuando se conoció el caso "dije no puedo creerlo, cuando empezaron a ver las fotos. Mis amigas me hablaron y me dijeron 'de la que te salvaste'".

Esta expareja también indicó que "me dijo que saliéramos altiro pero empezó altiro con agresividad. (A mis compañeros de trabajo) los trató con agresividad".

PUB/VJ