En una ceremonia cargada de sentimiento y emociones los ex Presidentes de Chile, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, homenajearon a la figura de Patricio Aylwin, el Mandatario que será recordado como el que llevó al país hacia la transición.

Eduardo Frei, dedicó sentidas palabras a la figura de quien fundó y dirigió en siete oportunidades la Democracia Cristian, el partido en que ambos militaban.

En su discurso, el ex Mandatario recordó los difíciles años que le tocó vivir con el regreso a la democracia y cómo pudo ayudar a avanzar en la reconciliación de un país dividido.

“Lo escuchamos con valentía y con coraje cuando gran parte del estadio pifió cuando llamó al estadio a la reconciliación nacional”, dijo Frei.

“Tampoco podemos olvidar su noble gesto de pedir perdón a las familias a los detenidos desaparecidos. Fue un gesto de nobleza”, agregó.

Eduardo Frei recordó además el día en que recibió la banda presidencial de manos de quien fue su antecesor. “Tuve el honor y el privilegio de sucederlo en la Presidencia de la República, cuando me entregó la banda me dio un abrazo y me recordó al presidente Frei y me dijo que me iba a apoya”, dijo.

“Señoras y señores, en una mirada más honda, Patricio Aylwin es un testimonio de lo que jamás podremos dejar de imitar. Honremos el recuerdo de este hombre que por sus virtudes ha entrado por la puerta grande a la historia de nuestro país”, manifestó.

Tras su discurso, subió a la testera el ex Presidente Ricardo Lagos Escobar, quien coincidió en que Aylwin “entra por la puerta ancha de la historia”.

Lagos partió su discurso señalando que “vengo a este solemne salón a despedir al político que enfrentado a los más dramáticos momentos de nuestra patria, los enfrentó con sus más profundas convicciones”, resaltando la labor que realizó durante los primeros cuatro años de democracia tras la dictadura.

El ex Presidente despidió además “al profesor de enseñanza media, al fiel exponente del servicio público, al abogad y a quien enfrentó como un actor principal al Chile que se enfrentaba a la polarización que se acechaba a la sociedad chilena”.

“Vengo entonces a despedir aquí y a la vez reconocer el gesto elevado de ese actor principal que encabeza un funeral de estado a quien se inmolara y pagaría con su vida la lealtad”, mencionó Lagos, recordando cuando Aylwin lideró el funeral de Salvador Allende.

En un plano más personal, el ex jefe de Estado dedicó palabras a quien calificó como “un amigo” y alguien muy especial “porque fue el primero que intercedió por mi libertad”, cuando cayó detenido en la dictadura.

El tercero en subir a la testera fue el ex Presidente Sebastián Piñera quien destacó y resaltó la labor de Aylwin en la reconciliación de nuestro país: "pocos hombres en la historia de nuestro país les ha tocado actuar con tanta fortaleza y consecuencia", dijo. 

"Pocos hombres en la historia de nuestro país han dejado una huella tan indeleble", añadió. 

Sobre su rol durante la Unidad Poular y antes del Golpe de Estado, Piñera destacó que el ex Mandatario "buscó y agotó todos los caminos para encontrar una salida democrática". 

El ex jefe de Estado afgregó que Aylwin "condujo con particular firmeza esa larga y difícil transición que condujo al triunfo del No. Tal vez le tocó lo más importante y lo más difícil empezar a terminar con décadas y décadas de divisiones y odios". 

Piñera valoró que "fue a través de los caminos del diálogo y de los acuerdos que lejos de mostrar debilidad mostraron coraje , sabidaría y valores con los cuales Chile logró dejar atrás décadas de discusiones", resaltó

Tras esta actividad, el féretro del ex Presidente  será trasladado hasta la Catedral Metropolitana. Una cureña tirada por seis caballos, encabezada por tres integrantes del Regimiento Escolta Presidencial Granaderos, serán los encargados de llevar los restos de Aylwin.

Se espera que cerca de las 12:30 horas comience una homilía al interior de la Catedral , hasta donde llegará el féretro del ex Mandatario, el que será transportado por sus hijos y nietos.
 

PUB/NL