Varias son las causas de la desconfianza que parte de la población siente frente a las vacunas. Entre ellas: su asociación a la aparición de patologías del espectro autista, la baja percepción de riesgo de las enfermedades que se previenen con ellas, el mayor conocimiento sobre efectos adversos, el lobby de los grupos anti vacunas o la desconfianza hacia las compañías farmacéuticas.

Chile no está ajeno a esta realidad y es por eso que este fue el tema central que se tocó en el Coloquio 'Vacunas ¿Son seguras?', organizado por el Instituto de Políticas Públicas en Salud IPSUSS de la U. San Sebastián y el cual contó con la presencia del jefe del Departamento de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, Fernando Muñoz, y la coordinadora del Comité Consultivo de Vacunas de la Sociedad Chilena de Infectología, Marcela Potin.

“Preocupa. No hemos visto que esta desconfianza se refleje en las coberturas, pero han habido fluctuaciones", comentó el jefe del Departamento de Inmunizaciones del ministerio de Salud Fernando Muñoz.

Desconfianzas que también están relacionados a aspectos psicológicos agregó Marcela Potin porque “cuando te pasan cosas malas, uno quiere una explicación. Entonces si me enfermo con algo crónico  me lo causó la alimentación, la vacuna y no están claras las causas, pero si hay mezcla genética y ambientales”.

En esa línea ambos especialistas subrayaron que la Academia Chilena de Medicina concluyó tras analizar 32 estudios, que no habría ninguna evidencia de la asociación del uso de vacunas con timerosal y el riesgo de autismo.

Es más, Potin aseveró que “las vacunas son seguras” y explicó que “en general es un agente que está atenuado, en cambio el virus salvaje no tiene esa característica. El riesgo de encefalitis por sarampión salvaje es de 1 en mil a 2 mil casos; riesgos de encefalitis por las vacunas en general se produce en pacientes con problemas en sus defensas y es una en un millón de dosis de vacunas, de modo que esas cifras hay que conocerlas para entender este tema”.

No obstante, para Muñoz nada es 100% seguro y por esa razón, se muestra abierto a implementar una ley de compensación en el país. “Las vacunas son muy seguras en el ámbito de probabilidades que nos manejamos en la vida. En una intervención que va dirigida a personas sanas uno quiere que sea 100% seguro y eso no existe, entonces en algún momento tenemos que conversar cómo asumimos esa situación", explicó el profesional

"Hay países que tienen leyes de compensación frente a daños eventuales de efectos adversos de vacunas y, a mi juicio, si realmente discutiéramos con transparencia es una cosa que en algún momento hay que plantearse", agregó.

En la misma instancia, ambas autoridades se refirieron también a la vacuna contra la tos convulsiva en embarazadas, explicando que si bien aún está en estudio la decisión, el producto se incorporaría al plan de inmunización de Chile. “No está tomada la decisión pero yo la tomaría ya. Estamos haciendo las consultas al comité de expertos. En Chile mueren 7 a 8 niños por tos convulsiva, porque la vacuna no alcanza a protegerlos antes del año de edad, por eso a mí me parece de las próximas incorporaciones” aseguró Muñoz.

Más comunicación y educación en la sociedad

Según la encuesta Brújula de IPSUSS el 74% de los padres que sí vacunan a sus hijos reclama más educación, cifra que llega al 68% en el caso de los padres que no lo hacen.

Sobre eso, Potin asevera que la educación es clave.“Hoy día todo se cuestiona, por eso necesitamos comunicar, necesitamos líderes independientes, que la comunidad esté más involucrada, sobre todo la comunidad que cree en estos padres que han tenido niños dañados por enfermedades.Vemos en general asociaciones espurias donde no hay relación porque otra cosa es una asociación temporal, donde a mí me pasó esto después de y otra cosa es una relación causal”, afirmó.

Finalmente, añadió que nuestro país debe avanzar en invertir en investigación en autismo, rehabilitación y en que la sociedad también contribuya. En tanto, para Muñoz el siguiente paso es profundizar en el conocimiento de “lo que está detrás de las opiniones de vacuna” y "en mejorar estrategias en medios como en redes sociales".

PB/MC