El senador independiente Alejandro Guillier se coronó como uno de los grandes ganadores tras la encuesta del Centro de Estudios Públicos dada a conocer el pasado viernes, en donde se ubicó como el político mejor evaluado del país.

En la medición, el parlamentario que fue apoyado por el Partido Radical en la última campaña parlamentaria, recibió un respaldo del 44%, superando al ex presidente Sebastián Piñera y al diputado independiente Gabriel Boric, ambos con un 37% de adhesión. A este resultado se suma el entregado por la encuesta Cadem, en donde el periodista también logró el primer lugar de aprobación, con un 56% de apoyo. 

¿Estos resultados son suficientes para proyectar a Guillier como un candidato presidencial? Esta es una de las dudas que surgen tras los resultados de los dos estudios, considerando además que el radicalismo está apostando por su figura, ya que aparecerá apoyando a los postulantes a alcaldes y concejales de la mencionada tienda política de la Nueva Mayoría.

“Queda como figura a tener presente, pero no le basta solo estar bien aspecto en las encuestas sino que requiere que sean los partidos políticos que lo validen como alternativa para una eventual primaria”, sostuvo al respecto a Publimetro el analista político Guillermo Holzmann.

Para el experto, los buenos resultados de Guillier en ambas mediciones cumplen “con el hecho de posicionarse dentro de la opinión pública, pero no tiene posicionamiento en la conformación del poder de la Nueva Mayoría. Guillier queda a la espera que los partidos políticos lo consideren como una alternativa presidencial”.

Los pros del ex rostro televisivo

​En el marco de un contexto de bajo respaldo ciudadano al mundo político, el senador aparece como un nombre externo al establishment existente en el conglomerado oficialista. “Es una figura que en medio del escenario donde muchos caen, emerge como alguien esta sobreviviendo a la crisis en la que él no tiene nada que ver”, precisa sobre este punto a Publimetro el sociólogo y analista político Alberto Mayol.

Por su parte, Holzmann apuesta por la calidad de independiente de Guillier como un punto central dentro del apoyo que quedó demostrado específicamente en la CEP, en donde también aparecen en puestos relevantes los diputados Gabriel Boric en tercera ubicación y Giorgio Jackson en la sexta, quienes llegaron al Congreso fuera de la Nueva Mayoría y de Chile Vamos.

“Viene de un mundo independiente que no está asociado a la red de poder de los partidos políticos tradicionales”, destacó.

De igual manera, valoró que el periodista “no solamente ha mostrado una capacidad discursiva, sino que una preparación por poder lograr un buen trabajo en el Senado y en esa perspectiva ha ganado credibilidad y se manifiesta en el apoyo ciudadano”.

Las contras del senador

Pese a valorar su independencia como uno de los puntos fuertes del parlamentario, esto mismo le pesa en contra según indica Mayol. “No me queda claro que sea un candidato de la Nueva Mayoría, fue candidato del pacto, pero no tiene la orgánica. No es un escenario tan sencillo como se puede pensar, porque hoy día marca bien pero la capacidad política se juega en otras dimensiones”, precisó.

Este aspecto también es resaltado por Holzmann. “Los partidos van a estar mirando que pasa con Guillier, pero Guillier tiene este tiempo para tener una mejor posicionamiento en los partidos”.

Para el analista, otro factor que le puede jugar en contra es el peso que tiene el ex presidente Ricardo Lagos al interior del oficialismo. “El patrimonio de Lagos es muy fuerte dentro de lo que es la visión de los partidos políticos, de cómo se maneja la política. Sin embargo yo diría que la posibilidad que Guillier se debe considerar después de las elecciones municipales, con los apoyos que entregue a los candidatos a alcaldes y concejales. En esa perspectiva, Alejandro tiene una posibilidad”, enfatizó.

Pese a estos antecedentes, tantos a favor como en contra, Mayol llamó a estar atento a los próximos pasos a seguir del periodista. “Guillier todavía no ha hecho su jugada, porque su jugada es compleja debido al partido que lo acompaña hoy día. Un partido que depende mucho de las prebendas que le puedan dar otros partidos de la coalición. El partido radical si uno mira los datos de las apariciones en prensa, aparece menos que los movimientos nuevos. Es un partido muy chiquito para un candidato grande”, finalizó.

PUB/CM