La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), informó este miércoles, a través de un comunicado, que el incidente registrado horas antes en el subterráneo de un edificio ubicado en el número 280 de la calle Zurich, en la comuna de Las Condes fue causada por la explosión de un balón de gas licuado de 11 kilos. De esta manera se descarta la posibilidad de una fuga de la red de gas natural como origen de la detonación. 

Al respecto, el comunicado de la SEC señala que "todo apunta a un escape de gas, pero desde un cilindro que estaba en el subterráneo, por lo que ahora deberá establecerse si es que se trató de una mala manipulación de dicho cilindro o de un problema estructural del mismo" (estas serían, de hecho, las dos líneas de investigación del hecho). 

El incidente dejó a tres trabajadores heridos de gravedad, motivando un amplio operativo policial y de Bomberos en el lugar.

La entidad estatal aclara que el equipo fiscalizador, liderado por el superintendente (s) Jack Nahmías, llegó a la conclusión del balón de gas como causa del siniestro “luego de revisar las instalaciones de gas del edificio, tras lo cual se descartó la posibilidad de una fuga de gas natural (también conocido como 'gas de cañería'), pues las pruebas de hermeticidad demostraron que no hubo escape de combustible desde dichas redes". 

Los operarios que resultaron lesionados con graves quemaduras fueron identificados como Manuel Antonio Jiménez Oliva, Juan Cabezas Lizana y José Moraga Elgueta, quien se encuentra internado en la Posta Central con el 75% de su cuerpo quemado.

PUB/VJ