La madrugada de este jueves personal de Carabineros llegó hasta una sucursal del banco Santander, ubicada en Gran Avenida, a raíz de reportes de testigos que indicaron sentir varias explosiones para posteriormente advertir la presencia de fuego al interior del recinto.

Según detalló el noticiario Medianoche, de TVN, la emergencia ocurrió cerca de las 02:00 de la mañana, cuando un hombre -aún no identificado- llegó hasta el lugar portando un carro de supermercado. Luego que se retirara se habrían sentido las detonaciones.

La sucursal siniestrada se ubica a un costado de una estación de servicios, lo que motivó la alarma de vecinos y quienes transitaban por el lugar.

Preliminarmente se descartó la existencia de un robo al interior.

El hecho ocurrió en la zona donde están instalados los cajeros automáticos.

PUB/VJ