Un total de 13 de los 33 incendios forestales desatados a nivel nacional lograron ser controlados por los voluntarios de Bomberos y brigadistas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) durante el fin de semana, a pesar de las altas temperaturas registradas, especialmente, en la zona central.

Sin embargo, aún se mantienen activos y sin control al menos diez siniestros, gran parte de ellos en la región de Valparaíso.

Una cifra que preocupa, pero que también se traduce en un importante incremento en la cifra total de incendios forestales, que en lo que va de la temporada 2016-2017 representa un aumento de 137% respecto del periodo anterior.

De acuerdo con las cifras entregadas por Conaf a Publimetro, desde el 1 de julio al 7 de noviembre, a nivel nacional se han registrado 440 incendios, los que han consumido 3.799,56 hectáreas. La cifra se compara con los 186 siniestros registrados durante el periodo 2015-2016, donde las hectáreas consumidas llegaron a 915, un 315% por debajo de la cifra de este año.

El resultado del periodo 2016-2017 es incluso un 54% más alto que el promedio del último quinquenio, en el que el total de incendios forestales fue de 258,6 y anotó un total de 962,59 hectáreas consumidas.

A nivel regional, desde el 1 de julio a la fecha, Valparaíso es la más afectada con 151 siniestros, seguida más atrás por Biobío, con 78, y la Región Metropolitana con 62 incendios.

Los datos son preocupantes especialmente porque las condiciones climáticas en el periodo han sido favorables para la expansión del fuego, producto de las altas temperaturas y una mayor prevalencia de vientos.

Sin embargo, para el director ejecutivo de la Conaf, Aarón Cavieres, si bien ambos factores son preocupantes, no se debe olvidar que cerca del 100% de los incendios son responsabilidad de las personas.

“El 99,7% de los incendios son generados por acción humana, o sea las condiciones climáticas que tenemos de altas temperaturas, baja humedad relativa y viento, lo único que hacen es ayudar a que un incendio se propague, que el fuego se propague, pero el punto de fuego no surge por el calor, surge por la acción humana”, manifiesta Cavieres.

En conversación con Publimetro, el director ejecutivo de la Corporación sostiene que “primero está la negligencia, por lo tanto hay que tener cuidado con no tirar colillas de cigarrillos en particular en sectores rurales, no tirar fósforos encendidos y no dejar fuegos mal apagados, eso es clave que la gente lo haga. Pero también es clave que las personas si ven a alguien haciendo eso se acerquen, les planteen lo mal que están esas acciones y si no hacen caso, simplemente denuncien”.

Cavieres agrega que en condiciones críticas, como las registradas hasta ahora, hay que tener además especial cuidado con no prender fuego al aire libre. “Habiendo viento y altar temperaturas, la posibilidad de que salte una chispa son altas y después detener un incendio resulta mucho más difícil”.
 
“También en el mundo agrícola evitar usar maquinaria en los sectores con pasto, porque saltan chispas”, sentencia.

Finalmente el llamado de Cavieres es a ser responsables y no realizar actividades que puedan desencadenar un incendio y las dramáticas consecuencias que ello conlleva para la flora y fauna del país.


PUB/NL