La falta de agua potable marcó votación en Internado femenino de Ñuñoa, sede de votación en estas elecciones municipales.

La rotura de una matriz registrada en las cercanías del local complicó la jornada en el Liceo Carmela Silva Donoso, donde los votantes se quejaron por las condiciones de los baños. 

Desde temprano, los votantes usaron las redes sociales denunciaron la situación, acusando que sólo dos baños estaban en funcionamiento. 

Patricia Montero, delegada electoral, comentó a Radio Cooperativa que "se tomó la medida de contingencia de traer agua desde afuera. Hay dos baños funcionando y hay gente de la Defensa Civil para que el servicio se mantenga". 

La situación de subsanó, en parte, con bidones de agua que debieron ser acarreados por funcionarios municipales y personal de seguridad. 

 

PUB/AOS