Desesperada. Así está Patricia Rivera (50), hermana de Jorge Humberto Rivera Cruz, y su madre Emilia Cruz de Rivera, quiénes hace 8 días llegaron a Santiago en búsqueda de una respuesta sobre el paradero de su hermano, del cuál no tienen rastro desde septiembre de 2013.

Según cuenta Patricia a Publimetro, su hermano quién hoy debería tener 42 años, llegó a Chile el 25 de junio de 2013 en búsqueda de mejores oportunidades laborales y calidad de vida. Narra que ellos hablaban todos los días vía WhatsApp para decirse buenos días, contarse de sus vidas y de cómo le iba a él, pero que desde el 17 de septiembre de 2013 no saben absolutamente nada de su paradero.

“Al no recibir noticias de él por varios días nos preocupamos y pusimos a través de unos conocidos una denuncia en la Policía de Investigaciones (PDI) la cual estuvo activa hasta noviembre. Luego arrancó esta pesadilla en que no sabemos nada…ni qué paso, con quién salió, dónde fue. No conocíamos a la gente con la que vivía, y cuando la PDI registró su domicilio solo les dijeron que no había vuelto”, explica angustiada la mujer, “Ahora cuando fuimos nosotras, ha pasado tanto tiempo que nadie recuerda nada”.

Además cuenta que su hermano ya estando en Chile, se enteró que su mujer esperaba un tercer hijo -el cual hoy tiene 2 años- y que tenía ganas de devolverse a Colombia porque en todo el tiempo que llevaba en Santiago no había logrado nada fijo, solo oficios varios. “Cuando supo que ese bebé venía en camino él me dijo que quería devolverse con urgencia. Muchas personas nos dicen que claro, que se escapó de su obligación, pero no lo creo porque él era muy responsable con sus hijos”, explica.

Hoy la esposa de Jorge vive con su madre en Cali, junto a sus tres hijos de 9, 3 y medio y 2 años, y al igual que la familia de el hombre, no han sabido nada de él en todo este tiempo. Patricia cuenta que no vinieron antes porque no tenían dinero, pero que ahora están reactivando el caso -que estaba archivado- y viendo los temas legales, además de repartir volantes. Sumado a eso, les fueron entregadas algunas pertenencias que estaban en el hogar de Jorge donde solo habían unas pocas ropas, regalos para sus hijos y pertenencias varias, pero ni rastro de su pasaporte o papeles legales.                  

“Todo es muy raro, nosotros creemos que le pasó algo grave porque ha pasado demasiado tiempo y no hemos sabido nada de su paradero, desapareció de la faz de la tierra”, aclara agregando que “tuvimos que venir porque ya ha pasado mucho tiempo y sus hijos merecen una respuesta sobre el paradero de su padre”.

“Nos queda la incógnita de si él se encontró con alguien en un país donde llega tanto gente. Una trata de encontrar una respuesta, pero esto es una incógnita completa. No sabemos nada de nada, estamos entregadas a Dios de que al menos tendremos un rastro de él. Averiguamos y él no ha estado en la cárcel, ni ha salido del país. Es como que se lo libera tragado la tierra y no dejó ni un solo rastro”, finaliza.

Jorge Humberto Rivera Cruz es de contextura normal, piel blancas y cejas pobladas. Mide 1,78 cms, no tiene tatuajes pero sí una pequeña cicatriz en el mentón. Además tiene el cabello negro, ojos color café y tipo de sangre RH O+. Desapareció el 17 de septiembre de 2013 en Santiago de Chile y cualquier pista de su paradero se puede enviar a los mails de Patricia (priveracruz@hotmail.com) o Caroline (pastorcito57@hotmail.com) o por WhatsApp al número de Colombia +57 311 617 74

PB/MC