La familia de Mauricio Ortega, el único imputado por la agresión que sufrió su pareja Nabila Rifo, y que se encuentra desde el pasado 18 de mayo en prisión preventiva, acusó "obstrucción a la justicia" en este caso, luego de que él escribiera una carta en que asegura que es inocente y se está protegiendo a otras personas. 

Johanna Ortega, vocera de la familia, aseguró que "ella (Nabila) ha ido en reiteradas ocasiones diciendo que Mauricio no fue y ella ha descrito a su agresor. En parte ella también debe tener un poco de miedo, porque su verdadero agresor está suelto. No podemos decir que fue tal persona, no sabríamos describirla". 

"De que ha habido obstrucción a la justicia, sí la ha habido. La Fiscalía ha entregado informes cinco minutos antes de una audiencia. Cuando este joven de 14 años se retracta, eso lo supo el fiscal un día antes de la formalización de Nabila y no se dio a conocer", añadió. 

En este caso ya hay una indagatoria por obstrucción solicitada por el defensor regional de Aysén, Fernando Acuña, y que lleva adelante el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos. 

Acuña también criticó el trabajo de la Fiscalía ya que, a su juicio, no se han investigado a cabalidad todo lo que exculpa a Mauricio Ortega y que el peso de las pruebas comienza a caer tras la retractación del único testigo que aseguraba haber visto al imputado. 

Sobre la carta, el defensor sostuvo que "cualquier persona que está presa y que se siente inocente y que se sabe inocente está desesperada, sobre todo si esa presión se mantiene ya por cuatro meses. No se han acogido adecuadamente los elementos que demuestran su inocencia, hemos visto testimonios falsos y otras diligencias que se han demorado". 

"El chico que se retractó deja solamente a dos personas que son testigos presenciales, y a diferencia de él, no reconocen al imputado como la persona que agredía a la víctima", añadió Acuña. 

La carta de Mauricio Ortega se suma a los audios telefónicos en los que Nabila Rifo, supuestamente, exculpa a su pareja.

PUB/CM