Un grupo familiar de Valdivia compuesto por Óscar Vega y Mónica Azurmendi y sus hijas de 7 y 3 años, fue testigo del impacto que causó el ataque en Niza, donde un sujeto a bordo de un camión arrolló a los asistentes a una celebración de la Toma de la Bastilla, dejando más de 80 muertos.

La familia había llegado el jueves a Niza, tras su paso por París. El grupo fue testigo de los minutos posteriores al ataque, luego que decidieran salir hacia los festejos a bordo de un triciclo de paseo.

Según reproduce el portal soyvaldivia.cl el grupo se encontró con la multitud que escapaba en sentido contrario.

"El chofer dio la vuelta y ellos recuerdan haber escuchado disparos. Los dejó cerca del hotel y allí están, a la espera de lo que ocurra", señaló  Henry Azurmendi, ex intendente de Los Ríos y hermano de Mónica.

"Cuando regresaron al hotel se dieron cuenta de la suerte que tuvieron, ya que si hubiesen salido antes y avanzando más en su ruta, podrían haber sido parte de las víctimas", agregó Azurmendi.

PUB/NL