Un cáncer de mamas el 2010 y una metástasis ósea el año 2013, fueron las enfermedad a las que Carla Palazzo les ganó durante su vida. Con apoyo de sus hijas Emiliana (17), Trinidad (14) y su posteriormente, ex marido Patricio Herrera, Carla salió adelante por unos años siempre con el miedo de ir al doctor, ante la idea de enfrentarse nuevamente a estas enfermedades.

En diciembre del año pasado Carla fue invitada por un primo, junto a sus hijas y madre, a viajar a la ciudad Bochum, Alemania. Su idea era irse para probar suerte en Italia, lugar donde obtendría su nacionalidad -sus padres son italianos- y buscaría someterse a tratamientos que no existen en Chile, los cuales podría recibir gracias al seguro le da el país a sus ciudadanos. Vendió algunos bienes de su casa, y partió junto a Emiliana y Trinidad solo con pasaje de ida.

Al poco tiempo de partir, la mujer fue en un paseo fue víctima de un enfriamiento que la hizo caer en cama y bajar mucho de peso. Finalmente, al buscar opinión médica, se le detectó un cáncer de hígado en estado terminal, junto a una metástasis de seis años con huesos de su columna quebrados y riñones con problemas para funcionar. 

Este martes  5 de abril en la madrugada, Carla falleció en compañía de sus hijas y Patricio -quién está cesante y logró llegar a Alemania a acompañar a su familia tras una campaña en Redes Sociales- dejando no solo un gran dolor en sus cercanos, si no también, la incertidumbre de cómo costear los costos de su cremación, repatriación y gastos del hospital.

El regreso a Chile

Su amiga de la infancia Luz María Medina, cuenta a Publimetro que Carla era hija única por lo que siempre han sido sus amigas de toda la vida, y compañeras del colegio Nuestra Señora del Pilar, quienes han actuado como sus “hermanas”. Al enterarse de la enfermedad de la mujer en Alemania, y del estado complicado del núcleo familiar con la cesantía de Patricio -quién trabajaba en ventas- y los costos de pagar el tratamiento de sus dos cáncer anteriores, como curso se decidieron a ayudarla con los costos previo y post a su fallecimiento.

“Ella tenía cáncer en todo su cuerpo y a pesar de los dolores aguantó hasta que llegó el padre de sus hijas. Yo creo que ella sentía que las niñas se iban a quedar solas allá y falleció momentos después de que él llegara a verla y despedirse. Lo esperó con toda su fuerza”, relata afectada, agregando sobre la ayuda que hoy piden que “nosotras como amigas iniciamos una cruzada para financiar los gastos del hospital, el cual nos hizo un gran descuento, porque es un compromiso que tenemos con ella y para el cual nos han ayudado mucho la comunidad chilena y autoridades en Alemania, entre las cuales hubo personas que hasta le llevaron comida a las niñitas en el Hospital”.

Hoy buscan no solo poder despedir a Carla en su país junto a sus seres queridos, si no también alivianar la carga de sus hijas las cuales en un momento no tenían cómo financiar su regreso a Chile. “El ‘Jota' es el único que tenía como volver porque alguien amablemente le donó el pasaje ida y vuelta a Europa para que acompañara a las niñas en este momento. Finalmente Cancillería pagara el regreso de Emiliana y Trinidad al ser ciudadanas chilenas, pero aún tenemos muchos gastos que costear”.

En Chile mueren al rededor de 300 chilenos al año, por lo que Cancillería no puede pagar los costos de repatriación de todos, los cuales bordean el millón de pesos.

Luz María afirma que ha sido difícil para las menores el proceso de asumir que su madre iba a morir, pues “ellas siempre tuvieron la esperanza de que se recuperar, a pesar de que estaba en una situación límite. Además de que ellas siempre la vieron bien hasta que un día salieron a pasear y cayó gravemente enferma”. 

Hoy sus cercanos realizarán una misa en honor a Carla y esperan que la próxima semana puedan regresar con Patricio y sus hijas a Chile. Con las donaciones hasta el momento ya lograron financiar el sepelio y cremación, pero aún queda la millonaria deuda del hospital y medicamentos. 

La familia hoy se encuentra en una delicada situación económica, por lo que los aportes voluntarios han sido claves para financiar los gastos. Para ayudar a la familia de Carla Palazzo se recibe cualquier tipo de aporte en la siguiente cuenta:

Cuenta vista Banco Santander
0070-13-30094-6
Nombre: Ximena Torres Lillo 
Rut: 8.000.344-7
Mail: ximemath@gmail.com

PB/MC