Las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos del Maule conmemorarán este sábado el golpe de 1973, al interior de la ex Colonia Dignidad, hoy villa Baviera, en la comuna de Parral, con el objetivo de llegar hasta las fosas que fueron descubiertas en 2005. 

La coordinadora de los familiares de las víctimas, Myrna Troncoso, explicó que se informó de la actividad al ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, debido a que la actividad se desarrollará en un lugar que se encuentra bajo la custodia del tribunal, que desde 2013 realiza nuevas investigaciones para aclarar los crímenes cometidos y determinar los lugares donde se inhumó a personas fusiladas. 

La dirigente sostuvo que “el tribunal del magistrado nos informó que no hay inconveniente para que nosotros vayamos porque entiende que se trata de una actividad legítima con que queremos homenajear a nuestros familiares que murieron en este centro de detención tortura y exterminio que hoy, los alemanes, lo tienen dedicado al turismo”. 

En el enclave germano cientos de personas fueron secuestradas y torturadas durante la dictadura cívico-militar en los lugares ocupados por el Ejército y luego por la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA. 

Se estima que más de cien personas fueron asesinadas y pasaron a engrosar la lista de detenidos desaparecidos. Así lo han declarado algunos de los ex jerarcas alemanes que colaboraron con la dictadura y detallaron cómo transportaron prisioneros y contingente militar al interior del fundo. 

Por ello, la manifestación recorrerá los casi 12 kilómetros que hay desde la entrada a un camino de servidumbre, en portón de acceso de la hoy Villa Baviera, hasta el sector de “Chenco”. 

En este último sector se realizará un Llillipún (ceremonia mapuche) donde se comparten reflexiones y alimentos. Posteriormente, se trasladarán hasta el puente sobre el río Perquilauquen, donde lanzarán claveles, simbolizando los restos de las personas detenidas desaparecidas, que según los testimonios, habrían sido calcinadas con fósforo químico y los restos arrojadas al caudal de las aguas. 

Los familiares de las víctimas cuentan con la ayuda del abogado Winfried Hempel, quien representa a un centenar de ex colonos que fueron víctimas de trabajo esclavo y torturas durante el régimen de Paul Schaefer. El profesional, que también vivió en este lugar los recibirá y guiará hasta el lugar de la ceremonia. 

“Realizar este acto en el lugar donde muchos de nuestros familiares perdieron la vida no solamente es un acto de homenaje y recuerdo. Es tambiénuna interpelación a la justicia para redoblar esfuerzos y acelerar las causas para esclarecer el destino de nuestros familiares y sancionar a los responsables”, sostuvo Myrna Troncoso. 

Las manifestaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos en la entrada de la ex Colonia Dignidad se realizan hace varias décadas, incluso en tiempos de dictadura. 

Desde que el espacio se convirtió en lugar de turismo y gastronomía, borrando las huellas de la tortura y crímenes, demandan poner fin a esta actividad y expropiarlo para dedicarlo a un sitio de memoria que ellos puedan diseñar. 

Troncoso aclara que “ese es el deseo de los familiares, que podamos nosotros determinar lo que se va hacer en este lugar, sin intermediarios ni la intromisión de organismos externos a la región y menos que vengan a opinar los colonos alemanes, sobre la memoria de nuestros seres caídos, que es algo nuestro”. 

Por ello, la agrupación participó en la declaratoria de monumento histórico que recientemente realizó el Consejo de Monumentos Nacionales de un total de 182 hectáreas del enclave alemán y realizan actividades en la región para concientizar sobre los horrores que se vivieron en ese lugar. 

La conmemoración de este sábado, al interior de la ex Colonia Dignidad, coincide con la visita al país del encargado de asuntos latinoamericanos del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania, Dieter Lamlé. 

Es la tercera vez que el diplomático viene al país. Según trascendió su principal misión es realizar consultas y escuchar la postura de los principales afectados por los crímenes cometidos al interior de la Colonia Dignidad. Estos son, ex colonos alemanes; niños que sufrieron delitos sexuales y familiares de víctimas de violaciones de los derechos humanos. 

En abril último, el ministro de relaciones exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, reconoció graves errores y omisiones de la diplomacia alemana en el caso Colonia Dignidad. Palabras similares utilizó el presidente germano Joachim Gauck en su visita de estado a Chile, en julio pasado. 

Myrna Troncoso, la principal representante de víctimas que se reunirá con la autoridad germana, valoró que el gobierno alemán quiera implementar medidas para avanzar en el esclarecimiento del caso Colonia Dignidad. 

Sin embargo, sostuvo que “hay que hacer un llamado al gobierno chileno para que tome medidas similares y que se nombre un delegado gubernamental para el tema Colonia Dignidad – como ya ha existido en el pasado – para avanzar en este proceso”. 

“Lo primero para nosotros es que ambos gobiernos deben asumir la tarea de poner término a las actividades turísticas en el predio. Estas actividades en un lugar de tortura y muerte constituyen una constante ofensa a la memoria de nuestros familiares asesinados a manos de colonos alemanes y agentes chilenos.“, concluyó la dirigente. 

Las actividades de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos en Talca, continuará el domingo 11 de septiembre. 

A las 16 horas, en el Cementerio Municipal de la capital maulina realizarán un homenaje al Presidente Salvador Allende y los luchadores sociales, conmemorando la hora en que falleció el Mandatario socialista. 

PUB/VJ