El 7º Juzgado de Garantía de Santiago determinó postergar para el próximo 4 de abril la audiencia en la que este lunes se buscaba resolver una salida alternativa en el denominado caso Tsunami, causa en que las seis personas están imputadas alcanzaron un acuerdo con el Ministerio Público para evitar el juicio oral. 

La fallida audiencia fue suspendida y postergada para los primeros días de abril, a petición del accedió a la petición del fiscal regional Occidente, José Luis Pérez Calaf, por cuanto aún existen17 familias de las personas que murieron el 27 de febrero de 2010 que no han sido informadas del acuerdo que se pretenden alcanzar con los seis imputados. 

Este lunes, el propósito de la Fiscalía Metropolitana Occidente era zanjar una salida alternativa en función del acuerdo alcanzado con las defensas de Patricio Rosende, Carmen Fernández, Johaziel Jamett, Mariano Rojas, Andrés Enríquez y Mario Andina, a todos quienes se atribuye responsabilidad en la errónea y tardía entrega de la alerta de maremoto que azotó las costas chilenas, luego del sismo de 8.8 grados de la madrugada del 27 de febrero de 2010. 

El acuerdo al que llegó el Ministerio Público con los imputados, incluiría el pago de indemnizaciones a las familias de la víctima. 

La suspensión de la audiencia de este lunes ya había sido anticipada por los abogaos que representan a las familias de los fallecidos a causa de la catástrofe de hace 6 años, por cuanto la una eventual suspensión condicional de la causa, requiere que todos estén informados. 

Según los equipos de defensa, hasta ahora sólo 87 de las 104 familias conocen los pormenores del acuerdo. 

Durante la audiencia, familiares de las víctimas del tsunami presentes en la sala expresaron su malestar e insistieron en la necesidad de que los imputados asuman su responsabilidad y pidan perdón por el error que cometieron. 

“Esto fue una falla en el sistema, sistemas que son manejados por personas que deben asumir sus responsabilidades, poniendo el pecho a las balas por lo sucedido”, dijo uno de los familiares al término de la audiencia. 

“No se trata de indemnizaciones… ¡Nunca nos han dicho, perdónennos!”, recalcó. 

PUB/NL