Sin la presencia de líderes políticos el desaforado senador Jaime Orpis, en prisión preventiva tras una resolución de la Corte de Apelaciones en el marco del Caso Corpesca, durante este domingo recibió visitas en el anexo Capitán Yaber.

Quienes llegaron al recinto penitenciario fueron su familia y amigos, quienes expresaron su molestia por la presencia periodística.

Ana Luisa Jouanne, esposa del parlamentario, emitió breves conceptos asegurando que "para nosotros es una cosa tremendamente dura. Es el primer día. Es muy duro", como consignó  Radio Bío Bío.

Desde la UDI fue su presidente, Hernán Larraín, quien explicó la ausencia de personeros del mundo poítico, argumentando que como las visitas son limitadas la prioridad la tuvo el círculo íntimo.

"Todo el mundo quiere ir, desde el primer día, pero como las visitas son tan restringidas, pensamos que hoy era propio que lo hiciera su familia", complementó.

Se espera que durante la próxima semana parlamentarios lleguen hasta el centro de reclusión para visitar a Jaime Orpis.

PUB/VJ