Pablo Artíguez, pareja de la hija de los propietarios del domicilio, falleció en el incendio. En tanto, Isabel Fariña, dueña de casa, tiene más del 60 por ciento de su cuerpo quemado y se encuentra en riesgo vital, y su cónyuge, Dionisio Coronado, permanece en estado grave. Finalmente, una sobrina del matrimonio presenta lesiones menores. 

Aunque existe la versión de que, previo al siniestro, el matrimonio habría discutido, y luego el marido habría iniciado el fuego, hasta ahora, la Brigada de Homicidios de la PDI ha declarado no contar con antecedentes de una pelea de la pareja. 

Sin embargo, según informó radio Bío Bío, sí se habría confirmado la ingesta de alcohol por parte de Dionisio Coronado y la existencia de un historial de violencia intrafamiliar de la pareja, razones por las que, se manejaría la hipótesis de un intento de femicidio. 

PUB / LD