Foto: Agencia Uno

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Andrés Fielbaum, expresó este miércoles que la acusación constitucional al ministro de Educación, Harald Beyer, por parte de diputados de oposición, "no permite lavarle las manos a una Concertación que durante 20 años, tampoco hizo nada para enfrentar el lucro".

Fielbaum se refirió a esto al término del foro "La incidencia del lucro en el sistema educativo chileno", que tuvo lugar hoy en la tarde en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

"Si la Concertación realmente se va a poner en contra del lucro en la educación, bueno, que pase a todos sus militantes que están lucrando, que no apruebe la Superintendencia de Educación Superior, que ayer aceptaron la idea de legislar sobre ésta, y que apruebe la acusación constitucional contra el ministro (de Educación, Harald) Beyer", expresó Fielbaum, a los periodistas.

El dirigente estudiantil aseguró que la Superintendencia de Educación Superior "no tiene atribuciones para fiscalizar las operaciones con empresas relacionadas y, por tanto, sigue permitiendo los típicos mecanismos que se utilizan para lucrar; es una superintendencia que tampoco tiene atribuciones para descubrir nuevas fórmulas que inventan los empresarios para seguir extrayendo utilidades".

Durante el foro también participó el ex secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de de Acreditación (CNA), Patricio Basso, quien refiriéndose a la acusación constitucional al ministro, dijo que Beyer "no ha hecho nada sobre el tema del lucro".

"El ministro argumenta -dijo Basso- que es el primero que se decidió a intervenir una universidad. Hay que recordar que intervino la Universidad del Mar no por el problema del lucro, sino por los problemas financieros y académicos que tenía esta universidad. E incluso en su resolución no consideró el lucro como un problema, pese a que el Consejo Nacional de Educación sí lo consideró. Y dijo una frase para el mármol: 'tenemos sospechas fundadas que hay lucro', pero no podemos probarlo. El deber del ministro frente a la Universidad del Mar, la Santo Tomás, la Uniacc, en que hay denuncias concretas, debió haber trasladado estos antecedentes a la justicia, y no lo hizo él, y esa es una responsabilidad gravísima porque está en el estatuto administrativo", expresó Basso.