La ministra de Salud, Carmen Castillo, señaló que el pan “marraqueta” no desaparecerá, consultada sobre la disminución de la sal en este típico alimento chileno.

“Desde el año 2009 hemos ido bajando el volumen de sal que tenía la marraqueta. Hoy día, 700 panaderías y supermercados ya están en 500 milígramos por cada 100 gramos de pan. En ninguno de ellos ha desaparecido la marraqueta y sigue siendo crujiente”, afirmó la Ministra.

Agregó que la meta es avanzar en la disminución de la sal hasta lograr 400 milígramos por cada 100 gramos de marraqueta, “lo que no significa que la marraqueta vaya a desaparecer”.

La secretaria de Estado planteó que “para nosotros esto es algo muy importante, porque es una forma de proteger a los hipertensos” y que en estos siete años de disminución gradual “hemos ido bajando la cantidad de sal, lo que tiene que ver con que la población se alimente mejor y que no se incorporen elementos que pueden ser riesgosos”.

Durante la tarde, el presidente de la Federación de Industriales del Pan (Fechipan), Nelson Olivares, sostuvo una reunión con el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows. En la oportunidad Olivares manifestó que los industriales del pan apoyan la iniciativa concordada con el Ministerio de Salud de reducir el sodio en este producto.

“A través del pan queremos ser portadores de buenas noticias”, manifestó Olivares. “Durante años se nos fustigó porque el pan hacía engordar a las personas. Hoy, queremos ayudar a la población a ser más sanos. Primero, logramos introducir vitaminas, posteriormente ácido fólico -para prevenir malformaciones en los niños- y ahora hemos reducido el sodio, lo que significa que los chilenos comen la misma cantidad de pan, pero con mucho menos sal. Es decir, consumen un producto más sano”, destacó.

En la reunión estuvieron presentes además, el gerente general de Fechipan, Cristián Ortega, y la Jefa del Departamento de Alimentos y Nutrición del Ministerio de Salud, Lorena Rodríguez.

PUB/CM