Daniel Andrade y Sofía Barahona son los nombres de los nuevos presidentes de dos de las federaciones de estudiantes más influyentes del país: la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), que este jueves pasaron a esta manejadas por movimientos políticos universitarios que cambian la dirección actual. 

Este 2016 la Feuc es presidida por Daniel Gedda (UNE) del movimiento “Crecer” y la Fech está bajo del mando de Camila Rojas de Izquierda Autónoma. En la UC dejaron atrás al sector más identificado con la izquierda, para dar paso a la Nueva Acción Universitaria (NAU), en cambio en la Chile la modificación no fue tan grande, ya que ahora será la Unión Nacional Estudiantil (Une) la que dirigirá la federación. 

Con 24 años, Daniel Andrade logró convertirse en el nuevo representante de los estudiantes de la Chile gracias al 30,6% de los votos, situación que enfrenta tranquilo y entusiasmado por los desafíos estudiantiles para el 2017, los que espera sumar a las luchas sociales. 

“Queremos ponernos al servicio de otros luchas sociales, por eso el movimiento estudiantil tiene que entender que el conflicto educacional no es el único conflicto que tiene la ciudadanía, hay causas importante como No +  AFP y Ni una menos”, sostiene el vocero de los universitarios. 

Por el lado de la Feuc, el 51,12% posicionó a Sofía Barahona en la segunda presidenta de la federación, pudiendo retomar el dominio de la UC del sector de izquierda que antes pasó por los gremialistas.

“El 2017 queremos retomar el rol protagónico que hemos tenido en la construcción de nuestro país, y a través del movimiento estudiantil tener un espacio relevante para ser actores propositivos y devolver la alegría y esperanza que se le da a Chile”, afirma. 

Ambos líderes estudiantiles cuestionan firmemente el proyecto de reforma a la educación superior y comparten el rechazo por la violencia generada en marchas y movilizaciones masivas, por lo que sostienen que revisarán el proceder para sus demandas.

“Tenemos que revisar los tipos de movilizaciones, nuestro énfasis principal es que no actuemos solos, y intentaremos analizar todos los tipos de expresión como debates y flashmob, y si se necesitan las marchas y tomas los discutiremos democráticamente”, sugiere el líder de la Fech. 

La inclinación hacia el centro se refleja mucho más en la UC, situación que se vivió hace unos meses atrás en la Universidad de Santiago de Chile (Usach), cuando Patricio Medina se convirtió en el presidente de la federación de la mano de Revolución Democrática.