El sacerdote jesuita Felipe Berríos asistió como entrevistado al programa de Vía X, Cadena Nacional y en la conversación televisada este lunes en la noche pidió la renuncia del Obispo de Osorno, Juan Barros indicando que su dimisión es una acto que debe realizarse “por el bien de la gente”. 

“Vemos en el obispo Barros hoy en día ‘Dios le dijo al Papa, el Papa me nombró a mí, y el resto me importa un cuesco’. Ese abuso de poder es lo que ampara, lo que alimenta todos los otros abusos”. 

En ese sentido, aclaró que la visión que tiene el obispo sobre la Iglesia no le gusta a él en particular. 

“La mentalidad que él expresa es la misma mentalidad eclesiástica que tenía Karadima, una cosa verticalista”, dijo.

Continuando con su argumento dijo que “no basta con que Karadima haya sido condenado, sino que también la Iglesia debe desprenderse de ese abuso de poder y eso, la jerarquía, todavía no lo hace”.

Agregó que “debiera renunciar por el bien de él, por el bien de la gente y apaciguar las cosas. No puede continuar”, agregó Berríos. 

Momento de la Iglesia

Por otra parte, durante la conversación el padre también se dio el tiempo para analizar el momento que está viviendo en la actualidad la Iglesia Católica, criticando una supuesta cercanía con los grupos económicos más acomodados del país.

“En algún momento en Chile, empezó más preocupada en hacerle venia a una élite económica y poderosa que realmente a responder a las necesidades del pueblo de Dios”, dijo. 

“Lo que comenzó a vivir la Iglesia en los años 60 fue bruscamente frenado en los 70, incluso hubo un retroceso son Juan Pablo II como Papa”, señaló. 

“Nosotros vivimos eso en Chile, ese retroceso en la Iglesia comprometida con los Derechos Humanos, alcanzamos a vivir esa primavera. Y ese retroceso lleva también a un abuso de poder”, aclaró el entrevistado.

PUB/JLM