Como Héctor Paineo Espinoza, de 55 años, fue identificado el voluntario de  Bomberos que murió cuando combatía un feroz incendio el que se inició en una fábrica de espumas clandestina, ubicada en la intersección de las calles Cañete con Combarbalá, comuna de La Granja.

El sinetro también provocó una gran nube negra que afecta a varias comunas de la zona sur de Santiago.

Debido a la violencia de las llamas, diez compañías de Bomberos concurrieron hasta el lugar, y según informaron las autoridades, un voluntario de Bomberos cayó desde el techo de una de las viviendas aledañas al sitio del siniestro.

El funcionario fue trasladado de urgencia hasta el hospital Alberto Hurtado, donde murió debido a la gravedad de sus heridas.

En tanto, aún se desconoce las causas del origen del fuego, el que ya  se ha consumido casi la totalidad de la fábrica y ha abarcado una fábrica de muebles y otros domicilio.