El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), Daniel Gedda, asumió el error en el gasto de $60 millones utilizados en la realización de la semana novata, que generó polémica entre los estudiantes.

“Nosotros asumimos que realizamos ciertos gastos durante la semana novata, gastos que son elevados y gastos que no son justificables ni razonables, y eso hay que asumirlo como un error”, dijo el dirigente.

Gedda confirmó además que el encargado de finanzas de la federación fue removido tras la polémica fiesta y descartó que producto de los gastos de la fiesta el financiamiento para las becas que entrega la federación disminuya.

El detalle del presupuesto de la Feuc para el 2016 fue publicado en la página web de la federación y en el se detallan la inversión y las pérdidas por la fiesta de la semana novata.

“Las cifras que se mostraron en ese entonces sobre la Semana Novata fueron: un gasto alrededor de $97.000.000, un ingreso por motivo de venta de entradas y consumo alrededor de $36.000.000 y, por lo tanto, una pérdida de aproximadamente $60.000.000”, expresa el comunicado.

“Como federación asumimos la responsabilidad por el alto gasto incurrido en la Semana Novata, entendiendo que este no es un monto justificable ni razonable por ningún motivo. A inicios de este año habíamos tomado la decisión de tener una Semana Novata con las mismas características que sus versiones anteriores, cumpliendo así con las expectativas de los nuevos y antiguos estudiantes de la UC. Esta voluntad significó incurrir –conscientemente- en los gastos antes mencionados, pero lamentablemente la proyección de pérdida, basada en las experiencias desde 2014 hacia atrás, fue abismalmente mayor a lo contemplado”, agrega.

La Federación aclara las confusiones surgidas entre los estudiantes por el gasto reiterando que el financiamiento de las becas no corre peligro y que el programa de la Federeción se seguirá desarrollando de manera normal.

“Esta situación y el excesivo gasto en la Semana Universitaria nos debe llevar a una profunda reflexión colectiva, donde dejemos de naturalizar los altos gastos y pérdidas en los que históricamente hemos incurrido como federaciones de estudiantes de la UC. Nuevamente recalcamos que no hay justificación válida para sustentar este absurdo gasto”, concluye el documento de la página de la Federación.   

PUB/NL