Para el 4 de octubre quedó fijada la primera audiencia de conciliación entre el desaforado diputado Gaspar Rivas y el empresario Andrónico Luksic, en el marco de la querella por injurias interpuesta en contra del parlamentario. 

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago determinó la fecha luego de que el pasado 22 de julio la Corte de Apelaciones de Santiago confirmara el desafuero de Rivas. 

Los hechos se generaron durante la sesión de la Cámara de Diputado del 21 de abril, cuando el diputado, en medio de la discusión por la agenda corta antidelincuencia, acusó al vicepresidente del Banco de Chile de “delincuente” y otros epítetos de grueso calibre. 

En declaraciones a Radio Bío Bio, Rivas aseguró que “no voy a arrepentirme de lo que dije, no voy a retractarme, ni voy a pedir disculpas”. 

“Al menos yo entiendo bastante difícil, bastante lejana la posibilidad, por no decir imposible, de llegar a un acuerdo o una conciliación”, agregó el parlamentario, cuya representación recayó en el defensor penal público Mario Palma Navarrete. 

PUB/CM