Con la medida cautelar de arraigo nacional y firma mensual quedaron tres sujetos formalizados por los delitos de contrabando y comercio irregular, luego de ser sorprendidos con 15 lingotes de oro que pretendían trasladar hasta Santiago y que buscaban justificar su adquisición con facturas falsificadas en el 2014. 

El hecho se produjo el 14 de agosto de 2014 en el aeropuerto de Chacalluta en Arica, cuando los sujetos identificados como Carlos Rivas Araya, Javier Concha Montes, trasladaban en un bolso deportivo 15 lingotes de oro de 24 quilates, piezas que en total pesaron 48 kilos con un 90% de pureza, las que fueron decomisadas tras una fiscalización por personal de aduanas. 

Las indagatorias del Ministerio Público determinaron que las piezas eran de origen extranjero y habrían sido extraídas ilegalmente en Perú ingresándolas irregularmente a Chile, careciendo de la autorización tributaria correspondiente. Asimismo, al momento de la fiscalización en el terminal aéreo los imputados presentaron una factura falsificada que habría sido proporcionada por Harold Vílchez, el tercer imputado en el caso. 

En la audiencia llevada a cabo en el Juzgado de Garantía de Arica, la Unidad de la Alta Complejidad de la Fiscalía Regional imputó cargos criminales en contra de quienes pretendían embarcar la mercancía, valorizada en $1.557.450.271 pesos. 

A raíz de todo lo anterior, el tribunal dictaminó las medidas cautelares de arraigo nacional y firma mensual, fijándose un plazo de investigación de 90 días. 

PUB/CM