Este viernes la fiscal a cargo del Caso Corpesca, Ximena Chong, analizó la determinación adoptada el pasado jueves por la Corte de Apelaciones de Santiago, la cual revocó un fallo de primera instancia y determinó la prisión preventiva para el desaforado senador Jaime Orpis.

En diálogo con T13 Radio, la persecutora recordó que "la conducta del senador que habla de delitos cometidos de forma reiterada por varios años da cuenta que la prohibición de la norma penal no dialoga con él, por ejemplo el fraude al fisco".

"Pese a saber que las asignaciones para asesorías parlamentarias están para contratar personas que lo ayuden en su labor, lo que hacía era contratar personas de su círculo simulando la existencia de las asesorías y precios, quedándose con los dineros", explicó la fiscal.

A continuación, Chong recordó que el desaforado parlamentario llevó a cabo este tipo de actos "sistemáticamente entre 2009 y 2015. Durante los 6 años, pese a ser abogado, pese a ser legislador, la prohibición penal no dialogó con él".

"Cuando se trata de delitos de corrupción, a más alta investidura de quien lo comete es mayor el reproche, pues a más alta investidura son mayores las responsabilidades y esa consiste en ser capaces de responder frente a las consecuencias de los actos que se ejecutan", cerró.

Jaime Orpis cumplió su primera noche de reclusión en el 

PUB/VJ