Cerca de 100 declaraciones y 65 archivadores con información ya acumula el llamado "Caso Caval", investigación que este viernes vivirá un nuevo episodio, ya que se espera la formalización de 13 personas naturales entre las que destacan Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, y una persona jurídica: la propia empresa Caval.

Entre los citados a entregar su testimonio frente al equipo que lidera el fiscal Luis Toledo, se encuentra el hijo de la jefa del Estado, Sebastián Dávalos, quien no deberá enfrentar al tribunal este viernes.

Ante esto, el fiscal Toledo aseguró a T13 que si tras "registrar la casa de una persona, registrar sus correos electrónicos, privados o institucionales, sus teléfonos, sus cuentas corrientes bancarias y si con todos esos antecedentes yo no he solicitado a audiencia de formalización, es porque de esos antecedentes respecto del señor Dávalos no hay ningún antecedente que me permita solicitar la audiencia de formalización en contra de él".

Posteriormente el persecutor indicó que "esto no es un acto, le vuelvo a decir, arbitrario, simplemente se funda en los antecedentes de la carpeta de investigación, otra cosa es la pretensión punitiva de la ciudadanía, pero nosotros, como fiscales, ni ningún órgano que ejerza esta función, va a pretender hacer esto para satisfacer las necesidades del público".

Sobre los pedidos de formalización el fiscal regional indicó que "cada decisión de formalización no es un acto de voluntarismo, como lo he dicho en otras oportunidades, ni tampoco decisiones antojadizas, se fundan simplemente en los antecedentes que hay en la carpeta investigativa, para poder nutrir de medios probatorios la decisión que adopta un fiscal. Esto no es la excepción", cerró.

PUB/VJ