El fiscal a cargo de investigar las denuncias de muertes en el Servicio Nacional de Menores (Sename), Marcos Emilfork, comenzó las pesquisas debido a 31 nuevos casos de decesos que quedaron sin denunciar.

Según consigna La Segunda, dichos casos se suman a los 12 que ya indagaba el persecutor. En ese sentido, las nuevas causas no contaron con denuncias judiciales ni se realizaron sumarios.

Esto contrasta con los casos anteriores, los cuales si contaron con acciones penales, pero se efectuaron de manera tardía, por lo se pudieron hacer las autopsias correspondientes de manera inmediata.

De esta manera, la Fiscalía realiza las diligencias correspondientes para esclarecer las muertes, además de determinar las responsabilidades que tendría el Sename.

PUB/CM