El fiscal nacional, Jorge Abbott, ordenó una investigación penal por las presuntas filtraciones de antecedentes ligados al caso Corpesca y está dirigida contra todos quienes resulten responsables. 

Esta decisión está detallada en la resolución de la máxima autoridad del Ministerio Público, con respecto al sumario que se hizo contra el fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias, quien llevaba la causa de Corpesca, y que este viernes fue sobreseido. El persecutor estaba siendo investigado por una presunta infracción de reserva del mismo caso, tras una entrevista que dio en La Tercera en la que afirmó que "la Ley de Pesca es una ley en cuya formación se cometieron delitos" y que en el proceso de su formación hubo corrupción.

De acuerdo al documento, al que tuvo acceso a Emol, se reunieron antecedentes que permiten presumir que existió "una divulgación indebida de información sujeta a reserva", previo a la entrevista que dio el fiscal y que "se debe establecer si algún funcionario o empleado público ha cometido el delito que se encuentra previsto en el artículo 246 del Código Penal".

La investigación estará a cargo del fiscal Andrés Montes, según dice la misma publicación, en la resolución se manifiesta que "éste ya se encuentra investigando materias referidas a filtraciones de diversas causas penales de connotación pública", como es el caso contra el ex ministro Jorge Insunza, donde también existe una investigación penal por la filtración de su declaración como imputado.

PUB/CF