“Desde el primer minuto se han desarrollado múltiples actividades de investigación que tienden a esclarecer los hechos y determinar a la o las personas que tienen algún grado de responsabilidad en este lamentable y grave hecho”, sostuvo este martes el fiscal de Aysén, Pedro Salgado, en relación a la cruenta agresión que afectó a una mujer de 28 años en Coyhaique, quien fue hallada el sábado inconsciente y con principios de hipotermia en la esquina de las calles Lautaro con Monreal.

Como se recordará, la víctima sufrió graves lesiones oculares a raíz de la agresión y múltiples heridas en distintas zonas de su cuerpo, incluyendo cabeza y rostro. Por dicho motivo, esta jornada fue trasladada desde el Hospital Regional de Coyhaique hasta la Posta Central en Santiago para continuar con su tratamiento médico.

“Es un caso complejo, que no se tiene historia en la región, lo que implica dirigir una investigación con ribetes que son difíciles de lograr esclarecer y relacionar y ese ha sido el trabajo que se ha desarrollado estos días con los equipos especializados de Carabineros”, añadió el Fiscal Regional".

"Se están analizando múltiples evidencias levantadas desde distintos sitos del suceso, así que esperamos prontamente tener los resultados para tomar la decisiones que en derecho correspondan”, comentó el jefe del Ministerio Público en la Undécima Región.

Recolección de pruebas

Respecto de la necesidad de obtener pruebas para poder formalizar este caso ante el Juzgado de Garantía, Salgado comentó que “cuando uno controla una detención, formaliza y solicita cautelares, el Tribunal exige antecedentes suficientes que permitan tener por acreditado el hecho punible, en este caso el delito que se cometió”.  

En ese sentido, añadió que se requieren “antecedentes suficientes que permitan establecer el grado de participación de una determinada o varias personas y ese estándar requiere medios de pruebas suficientes y sobre eso está trabajando la Fiscalía y los equipos policiales”.

Sobre la autoría de este ataque, añadió que “hay antecedentes que nos permiten tener una relación de una o más personas que podrían tener algún grado de vinculación”.

Violencia intrafamilar

Respecto a situaciones de violencia intrafamiliar que afectaron a la víctima, el fiscal regional explicó que “en junio de 2015 hubo una denuncia por amenazas y daños en un inmueble que habitaba la víctima. En ese contexto se hizo una denuncia que  finalmente significó que el padre de sus hijos menores fuera sujeto a una suspensión condicional del procedimiento, en virtud de la cual estaba condicionado a cumplir con una firma mensual en la Fiscalía y un tratamiento específico de control de impulsos en un centro especializado en este ámbito”.

Lo anterior, clarificó, fue resuelto por el Juzgado de Garantía en una audiencia en la cual participaron los intervinientes.

Las diligencias para esclarecer este caso que ha conmocionado a la región y generado alto impacto a nivel nacional, continúan a fin de que la Fiscalía obtenga las pruebas suficientes para formalizar la investigación ante el Juzgado de Garantía y posteriormente llevarlo a un juicio oral.

PUB/CM