La Asociación de Fiscales respondió mediante una declaración pública a las críticas formuladas el viernes por Marco Enríquez-Ominami, quien acusó al persecutor a cargo del caso SQM Pablo Gómez de ser "un operador de Piñera".

En ese sentido, ME-O aseguró que la anunciada formalización en su contra es una "operación política", llamando a que el "señor fiscal de Piñera entienda, las cosas se están haciendo mal".

Ante esto, en el comunicado firmado por el presidente del organismo Claudio Uribe se señala que si Gómez tomó la decisión de formalizar al ex candidato presidencial es porque "considera que tiene los elementos de prueba necesarios para ello. En ese sentido, hay que recordar que los fiscales del Ministerio Público adoptan sus decisiones basados en el mérito de las causas que investigan y, por lo mismo, no les corresponde prestar atención a las consecuencias políticas que puedan traer las mismas".

De igual manera, llamó a los involucrados en las indagaciones a que "confíen en la justicia sin caer en descalificaciones".

"La defensa que se ejerce por la vía de imputar motivaciones políticas, denunciar supuestos complots o sacar conclusiones antojadizas a partir de relaciones familiares de los intervinientes, constituye una estrategia que sólo desprestigia a quien la ejecuta y, en definitiva, no contribuye a esclarecer la verdad de lo ocurrido", concluye Uribe.

PUB/CM