La Fiscalía Metropolitana Centro Norte entregó una serie de consejos para reconocer los diferentes tipos de estafas telefónicas y no caer en este tipo de delitos que buscan apropiarse del dinero o bienes de las víctimas. 

Frente a estos casos, la fiscalía recomendó desconfiar de la llamada, sobre todo si la persona que tiene al otro lado del teléfono intenta impedir que usted cuelgue. 

La fiscalía detalló los siguientes ejemplos de estafas telefónicas y lo que se debe hacer en estos casos: 

1) Premio en concurso: 

Es una de las primeras estafas telefónicas que se utilizó en Chile. Consiste en que llaman a un número y le dicen a quien contesta que ha ganado un gran premio en un concurso de televisión y que para obtenerlo debe cumplir algunas condiciones o realizar unas pruebas: 

- Estas pueden ser entregar los números de tarjetas con cargas telefónicas de minutos. 

- Llevar electrodomésticos a un lugar determinado. 

- Dirigirse con su tarjeta de casa comercial a comprar determinados productos etc. 

- Recibir a supuestas personas del programa que irán a su casa a buscar diferentes artículos. 

La fiscalía advirtió que no hay concursos que exijan la entrega de bienes a desconocidos, como tampoco las claves de las tarjetas de carga telefónicas. Recuerde no entregar información ni antecedentes personales. 

2) Carabineros y acidente: 

Esta estafa consiste en que llaman a una persona y le dicen que tiene un familiar accidentado, incluso conocen los nombres. Indican que hay daños o lesionados que es necesario cubrir, por lo que solicitan la entrega de dinero para pagar y evitar mayores problemas. Además, es posible que lo contacten con el supuesto pariente, el que dirá que habla extraño producto del accidente. 

Carabineros nunca solicita la entrega de dinero, por lo que si recibe una llamada de este tipo cuelgue el teléfono ya que se trata de una estafa. No entregue datos personales. 

3) Familiar en apuros: 

En este caso, el estafador se hace pasar por un familiar que está con problemas de dinero. Este pide de manera urgente que le haga una transferencia electrónica, o indica que otras personas irán a retirar el dinero. 

No entregue el dinero si tiene alguna duda de la identidad de la persona que está al otro lado del teléfono. Recuerde no entregar información ni antecedentes personales. 

4) Secuestro y rescate: 

Una de las estafas telefónicas que produce gran temor es el falso secuestro, en que el delincuente llama a la víctima y le dice que tiene a un familiar directo secuestrado. 

Para hacer más creíble el secuestro, usan audios grabados de menores llorando y emplean toda la información que una persona mantiene en las redes sociales para hacer más creíble la historia. El objetivo del delincuente es que la víctima entre en pánico y de ese modo obligarla a transferir importantes sumas de dinero. 

Si recibe una llamada de este tipo desconfíe. 

La fiscalía recomienda calmarse y buscar contactarse por otra vía con la persona que supuestamente está secuestrada. Llame a la policía e informe la situación. 

Si lo comunican con la persona supuestamente secuestrada pregúntele cosas que sólo ustedes saben y que otros no tienen cómo averiguar. 

Ante todo mantenga la calma, ya que en casi la totalidad de los casos en que una persona recibe una llamada de este tipo, se trata de una estafa telefónica y no de un secuestro. 

Consejos para evitar ser víctima de una estafa telefónica: 

- Eduque a su entorno: Hable con su grupo familiar y con las personas que trabajan en su casa y explíqueles que existen estas estafas y que antes de entregar cualquier pertenencia a un extraño, debe contactarse con miembros de la familia. 

- No entregar información privada a extraños. No difunda con quién vive ni cuáles son los horarios de trabajo. Tome precauciones y no entregue información personal en encuestas telefónicas. 

- Instruya a los niños para que no entreguen información cuando llamen por teléfono y pregunten por la dueña de casa. 

- Si interactúa en redes sociales como Facebook, mantenga su perfil en modo privado, de manera que extraños no sepan dónde vive ni con qué personas interactúa. 

- Mantenga una comunicación constante con sus familiares y seres queridos. 

- Si recibe una llamada telefónica, mantenga la calma. Cuelgue el teléfono e intente comunicarse al familiar que le mencionan. 

- Desconfíe de una llamada de este tipo. No es normal que policías o médicos lo llamen para pedirle dinero, por lo que posiblemente se trate de una llamada falsa. 

PUB/NL