La primera jornada de un juicio oral por el delito de parricidio fue marcado por la presentación, por parte de la Fiscalía, de un mensaje de WhatsApp enviado por el acusado -sobre quien solicitan tres penas de presidio perpetuo calificado- a su madre.

Durante este martes, además, el persecutor presentó 8 testigos, 2 peritos y otros medios de prueba, con los cuales busca acreditar la responsabilidad del sujeto identificado como Miguel Santiago Donoso en la muerte de su esposa y a sus dos hijas, de 2 y 7 años respectivamente.

El mensaje citado señala que "Necesito que urgente vengas a mi casa ahora. Cuando llegues que alguien salte la reja y en la puerta ahí una caja de zapatos, abajo están las llaves de la casa, por favor tu no entres, que lo haga el Mauro".

A continuación, el texto recoge que "sobre la chimenea te deje unas notas para que las sigas. Lamento lo que hice y espero que Dios me perdone ya que yo nunca lo hare. Adios".

El ilícito, de acuerdo a la fiscalía, se habría concretado durante la madrugada en un domicilio ubicado en la comuna de La Florida. Allí, se encontraron los cuerpos de las víctimas fallecidas por asfixia y el imputado se dio a la fuga por seis días, hasta que fue detenido mientras realizaba un trámite en una sucursal bancaria.

Miguel Donoso usó su derecho de guardar silencio durante el procedimiento.

PUB/VJ