La Fiscalía confirmó el martes la apertura de una investigación tras  las denuncias de abusos sexuales realizadas por la atleta Érika Olivera.

Según consigna radio Bio Bío, el persecutor afirmó que ya se realizaron las primeras diligencias, auqneu evitó referirse a ellas  porque se está investigando en estos momentos.

La causa estará a cargo del fiscal de Puente Alto, Rodolfo Herrera, quien se encuentra realizando las  primeras indagatorias.

El fiscal regional sur, Raúl Guzmán, informó además que se citó a declarar a la deportista, sin embargo ésta se encuentra en Brasil preparando su participación en los Juegos Olímpicos, por lo que la diligencia se pospuso.

Sobre una eventual prescripción del delito, el fiscal Guzman sostuvo que no es materia de discusión ya que esto debe ser resuelto por un tribunal y ellos esperan seguir investigando.

Vabe recordar que la la abanderada de Chile para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, precisó que su padrastro, el pastor evangélico Ricardo Olivera, la violó repetidamente entre los 5 y los 17 años, mientras su madre nunca la apoyó o dio relevancia a los abusos.

PUB/NL