La Fiscalía Oriente realiza una investigación por tráfico de drogas en la se encuentra involucrado el Ejército de Chile. La pesquisa se basa en el hallazgo de un cargamento de cocaína al interior de un container que transportaba cajas de transmisión de vehículos acorazados de la institución militar, material con destino a la empresa suiza Ruag Defense, firma que se haría cargo de la reparación de los sistemas.

El medio The Clinic, tuvo acceso a la querella criminal presentada por Famae en el Juzgado de Garantía de Talagante, libelo en el que consta que el hallazgo de la droga se realizó en Basilea, Suiza, lugar de destino de la carga enviada desde nuestro país.

Informadas las autoridades chilenas de esta situación, el director de Famae, el general Mauricio Heine, ingresó una querella criminal por tráfico de drogas ante el tribunal de garantía de Talagante, razón por la cual se hizo cargo de la investigación del caso la Fiscalía Metropolitana Oriente, dirigida por Manuel Guerra.

En paralelo, Famae instruyó un sumario administrativo y el Consejo de Defensa del Estado (CDE) evalúa también la posible presentación de una querella criminal.

Una hipótesis policial que se maneja en el caso es que el contendor de la carga haya sido intervenido en el puerto del Callao, en Perú. El terminal portuario es reconocido como un lugar habitual de tráfico de drogas hacia Europa y la nave que transportaba la carga del Ejército, desde Valparaíso a Rotterdam, en Holanda, hizo escala en este puerto.

Otra hipótesis, esta vez del Ejército, no de las policías, es que la intervención de un container sellado y la incorporación de la droga pudo ser un intento de enmascarar una operación del espionaje peruano, acción destinada a revisar el material transportado y reunir información muy sensible para la defensa nacional.

PUB/CM