La fiscal del caso SQM, Carmen Gloria Segura, envió un oficio el pasado jueves 17 de marzo a la Unidad Especializada de Lavado de Dineros, Delitos Económicos, Delitos Medioambientales y Crimen Organizado, en los que ordenaba revisar si se había manipulado parte de la evidencia en el caso SQM. 

Esto luego de recibir de parte de la Fundación Ciudadano Inteligente, uno de los querellantes del caso, una alerta por la presunta desaparición de correos electrónicos del ex gerente general de Soquimich, patricio Contesse, los que se encontraban alojados en un disco duro que el Ministerio Público tiene a disposición de las partes. 

La fiscal segura estableció en su resolución: “en atención a lo señalado por los abogados (…) en cuanto a la falta de integridad de la evidencia en el computador de Patricio Contesse, puesta a disposición de los intervinientes en un computador del Ministerio Público (…) aclárese por la requeriente, emisor y destinatario de los correos que ha individualizado por fecha. Una vez aclarado, ofíciese a ULDECCO a la subdirección de Análisis y Desarrollo, a fin de que un analista de dicha unidad revise el computador disponible a los intervinientes, la evidencia aludida, constante y certifique la efectividad de lo señalado”, consigna La Tercera. 

En la denuncia inicial se relata que el abogado Carlos Hidalgo llegó hasta las oficinas del Ministerio Público para acceder a los correos de Contesse. “Al revisar la información puesta a nuestra disposición en un computador destinado especialmente para tal efecto por la fiscalía, esta parte pudo percatarse que había un número importante de correos electrónicos que habían sido revisados con anterioridad al 16 de febrero de 2016, pero que actualmente no se encontraban incorporadosdentro de la evidencia revisada", se detalla.

Al consultar Hidalgo a la funcionaria que custodiaba el equipo por dichos correos los representantes acusaron no haber conseguido "ninguna respuesta concreta ni satisfactoria". 

PUB/NL