Cadena perpetua es lo que busca lograr la fiscalía de Puerto Natales en el caso de un hombre sindicado como el único autor del crimen que acabó con la vida de una joven mujer, quien recibió 94 puñaladas.

El hecho ocurrió el 28 de octubre de 2015, cuando el hombre -identificado como Diego Molina Guerrero- viajó hasta la austral ciudad para concretar una cita con Priscilla Vera, a quien llevó en taxi hasta una zona alejada de la ciudad con el pretexto de consumir drogas.

Según detalló elpinguino.com, el sujeto habría aprovechado la noche y lejanía del sitio para sacar un cuchillo que portaba y propinar las lesiones. Precisamente, una de ellas afectó al cuello de la joven causándole la muerte minutos después.

Tras el hecho, el acusado regresó a la zona urbana de Puerto Natales, donde aprovechó de lavar su ropa, trasladándose el día siguiente hasta Punta Arenas.

La detención del hombre se dio gracias a una fotografía que una mujer mantenía en su poder, instantánea que fue captada en un local nocturno.

PUB/VJ