Un saldo de apenas $2.536 es la cantidad de dinero que poseía Rafael Garay en la cuenta bancaria de su empresa Think & Co, la cual cerró antes de abandonar Chile.

Según informa Emol, esa fue la cifra que informó el Banco de Chile al Ministerio Público en el marco de la investigación por estafa y apropiación indebida que pesa sobre el ingeniero comercial.

El fiscal de delitos de Alta Complejidad Centro Norte José Morales señaló que hasta el momento existen antecedentes que Garay habría estafado a 36 personas, de las cuales se habría apropiado de un monto de $1.784.237.102.

"Estas personas suscribieron contrato de asesoría con la empresa Think & Co, cuyo representante legal es Rafael Garay Pita. En el marco de ese contrato, entregaron a Garay las sumas de dinero que se detallan, bajo la figura de un contrato de honorarios en que Think & Co se encargaría de administrar, comprometiéndose a una rentabilidad mínima de 18% nominal anual en pesos, libre de impuestos y antes de comisión", indica el requerimiento ingresado al 7° Juzgado de Garantía de Santiago.

En el marco de dicha gestión, el escrito señala que "Think & Co cobraría una rentabilidad anual de 7% sobre la utilidad acumulada en el periodo".

Acorde a los documentos bancarios remitidos a Morales, los movimientos realizados por Garay llevaron a que su cuenta pasara de tener una cifra de $167.630.098 al 31 de diciembre del 2015 a $236.536 el 31 de agosto del 2016.

"Posteriormente, el 1 de septiembre, traspasa 235 mil pesos a otra de sus cuentas, hasta quedar en el saldo de $ 2.536", señaló, añadiendo finalmente que "entre los traspasos de fondos que generaron el saldo actual, existen numerosos traspasos del imputado a su propia cuenta corriente, pero ninguna información de las supuestas inversiones que se mencionaban en los contratos firmados".

PUB/CM