En el Tribunal de Garantía de Viña del Mar fue formalizado el asesor financiero Pablo Gardella, acusado de delitos de estafa y asociación ilícita por una cifra cercana a los mil millones de pesos.

Al inversionista se le había perdido la pista luego que la Fiscalía ordenara su detención, la que se generó en una indagatoria iniciada porque más de 15 personas presentaron una querella en su contra en la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI de Valparaíso. Pero Gardella finalmente se presentó voluntariamente, en compañía de su abogado, en el cuartel de la PDI porteña.

Hasta el momento, la investigación ha arrojado indicios respecto que el tipo de estafa que habría realizado Pablo Gardella tendría conexiones con el caso de AC Inversions, según lo indicó la jefa de la Bridec de Valparaíso, Silvia Barra.

"Por ahora sabemos que son poco menos de mil millones de pesos, pero la cifra podría aumentar con el número de afectados. Esta semana esperamos entrevistar a cuatro personas que podrían sumarse al listado", y dijo que la indagatoria podría estar ligada "con lo que se está llevando en Santiago en cuanto a la estructura de la estafa".

El formalizado ofrecía hasta un 40 por ciento de rentabilidad de los fondos que recibía, lo que resultaba muy atrayente para quienes le entregaban su dinero, aportes que fueron entre 500 mil y 200 millones de pesos, muchos provenientes de fondos previsionales.

PUB/CM