El fiscal designado por la Cancillería imputó al menos tres cargos en contra del ex embajador de Chile en Francia, Patricio Hales (PPD), investigado por acoso sexual y laboral. 

La indagación, que está en manos del embajador de Chile en Noruega, José Miguel Cruz, comenzó en abril, luego que la masoterapeuta Carolina Cosmelli -de 53 años- acusara que fue objeto de malos tratos por parte del ex diputado. 

Según consignó  La Segunda, Cruz formuló al menos tres cargos en contra de Hales por acoso laboral, definición de funciones poco claras y problemas con el sistema de horas extras, sin embargo, fuentes cercanas a la investigación aseguran que no hubo cargos por acoso sexual. 

El acoso laboral estaría relacionado con el relato de Cosmelli, quien afirmó que el embajador "me pedía cosas exageradas respecto de sus cosas personales", en referencia a la forma de preparar los alimentos, la entrega de medicamentos, incluso en sus días libres, y reacciones airadas en caso de cualquier error. 

Cabe recordar que la denunciante, Carolina Cosmelli, es una masoterapeuta dueña de un centro de masajes en Cachagua y amiga de la esposa del embajador, María de los Angeles Swinburn, quien le pidió que la acompañara a París. 

Cosmelli denunció maltrato laboral al que se sumaron insinuaciones de índole sexual, como intentos de abrazarla para acercarla a él a la fuerza e, incluso, una invitación a ver juntos “una película pornográfica”. 

Debido a estas acusaciones y la polémica por el sumario interno que realiza la Cancillería, Patricio Hales renunció a su cargo en junio pasado. 

PUB/VJ