Una familia que vive en San Juan de la Costa, en la región de Los Lagos, presentó una querella por encontrar, supuestamente, un trozo de dedo humano en un helado de la marca "Fruna". 

Los querellantes están pidiendo una suma de cinco millones de indemnización, tras comprar tres cajas del producto en Osorno para celebrar el cumpleaños de unos de sus hijos, según consignó El Austral de Osorno. 

"Decidimos acudir a la distribuidora Fruna donde fuimos atendidos por las personas encargadas, a quienes le mostramos las fotografías, pero en vez de obtener algún tipo de disculpas o explicaciones, se mofaron de lo acontecido y nos ofrecieron una caja de helados para reparar lo ocurrido", dijo un integrante de la familia afectada, Olaya Arriagda. 

Respuesta del hijo de Fruna 

Nicolás Santiesteban, hijo del dueño de Fruna y encargado del desarrollo de marketing de la empresa, indicó a través de su cuenta de Instagram que "no hemos tenido ningún accidente en nuestra planta de helados, ninguna notificación al respecto, nada formal más que una noticia poco seria para nosotros".

"Solo hay que tener aguante, aguante lo nacional y aguante todo mi Fruna. Me puse serio. Por eso es tan difícil surgir en Chile, más frunalover que nunca", agregó.

Posteriormente, Santiesteban publicó una declaración jurada ante el Primer Juzgado de Policía Local de Osorno firmada por su padre y dueño de la empresa de helados, José Antonio Santiesteban. En este documento se señala que "se solicitó a la Mutual (de Seguridad) informe por accidentes ocurridos hasta enero 2016. Sin existir ocurrencia de accidentes, informando que no había registro hasta esa fecha".

PUB/CF